• Autor de la entrada:

De verdad, ¿esto es el famoso teletrabajo?

El teletrabajo que estamos viviendo es una versión distorsionada.

Si a raíz de la emergencia sanitaria has comprobado que trabajar remotamente ha cambiado tu calidad de vida, no te imaginas lo que aún te falta por conocer. La mejor versión del teletrabajo es la que se realiza fuera de casa: en un coworking. 

Teletrabajar, cuando el tipo de trabajo que desarrollas lo permite, es una opción maravillosa para conciliar el tiempo laboral con el personal. Sin embargo, el teletrabajo desde casa tiene deficiencias. 

La primera de ellas es una que la mayoría ha conocido en los últimos días y es que el horario laboral se convierte en 24/7 no hay una separación psicológica y física del tiempo, lo que puede conducir a serios conflictos en los dos ámbitos. Es rídiculo esperar que un ser humano esté disponible 24 horas para la gestión de las labores profesionales… se encadena al empleado y al empleador ya que pierden los límites en cuanto al tiempo que corresponde a la jornada de trabajo. 

«El teletrabajo puede desarrollarse en casa, en diversos espacios cuando la actividad exija desplazamientos continuos o en oficinas satélites como los coworkings. «

De otra parte, está el contacto humano. Los seres humanos somos animales gregarios, es decir que necesitamos interactuar con otros seres, somos animales de grupo y nuestro desarrollo personal y profesional se ve beneficiado por la interacción con otros. 

Lo último que necesitas es una masterclass sobre definiciones legales y doctrinarias así que diré lo básico: Teletrabajar es desarrollar, parcial o totalmente, el trabajo por fuera de la sede de la empresa. 

Las razones para su desarrollo precovid19 iban desde minimizar el impacto ambiental por el traslado, pasando por reducción de costos administrativos relacionados con puestos de trabajo dentro de la sede de la empresa, o facilitar la conciliación de la vida profesional y personal.

El teletrabajo puede desarrollarse en casa, en diversos espacios cuando el desarrollo de la actividad exija desplazamientos continuos o en oficinas satélites como los coworkings. 

La versión que estamos viendo durante el confinamiento es distorsionada porque nos obliga a juntar todos los ámbitos de la ciudad dentro de nuestra casa. En un mismo espacio trabajamos, somos familia, socializamos, hacemos deporte, comemos y la salud mental se ve comprometida. Por un corto tiempo es manejable, pero a largo plazo el ideal es dar espacio a cada uno de nuestros escenarios personales dentro de la ciudad.

Te esperamos en Coworking Bitàcola para que conozcas la verdadera experiencia de teletrabajar.

Imagen @Momics