• Autor de la entrada:

Ideas para prevenir o superar el Burnout en tiempos de Covid

En mayo de 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció como enfermedad al Burnout o síndrome de estar quemado. Esta enfermedad se deriva del estrés laboral crónico que conduce a un agotamiento emocional, sensación de ineficacia, pérdida de habilidades para la comunicación, pérdida de interés en el trabajo e incluso depresión.

El detonante esencial es el estrés laboral sumado a los mecanismos para enfrentarlos del propio trabajador. Un factor no contemplado con anterioridad fue el confinamiento causado por la Covid19 que obligó a insertar una modalidad de trabajo no prevista: El teletrabajo.

El problema no es el teletrabajo, el problema es que la transformación del entorno laboral presencial al descentralizado se hizo de un momento a otro y sin poder prepararse para ello.

Súbitamente, nuestras casas se convirtieron en el único mundo y el espacio para la familia se convirtió en el universo entero. Era el lugar para socializar a través de Zoom, hacer ejercicio, ser creativo y ante todo trabajar. Los horarios dejaron de existir las jornadas laborales se volvieron ilimitadas, las sillas del comedor reemplazaron las ergonómicas de las oficinas, la iluminación para descansar tuvo que ser suficiente para iluminar la interminable jornada laboral, los descansos para beber un café en supervisión de los deberes de los peques o sección de lavandería. Un total y absoluto desequilibrio entre la carga de trabajo y los recursos disponibles.  

Desde el ámbito de las empresas esto tiene un precio: poner en riesgo el talento que han estado cultivando.

Para evitar que el Burnout afecté a las empresas, Gallup[1] propone tres posibles estrategias:

 

  1. Hacer el bienestar parte de la cultura empresarial.

En este caso la empresa provee de recursos para que los empleados vivan de manera saludable y cuiden más de si mismos buscando un equilibrio entre vida personal y trabajo lo que implica trabajar un horario razonable, hacer uso de acuerdos de trabajo flexible y disfrutar vacaciones. Prevenir y reducir el burnout es un imperativo a partir de cinco elementos esenciales:

  • Carrera: Disfrutar lo que se hace día a día y estar motivado para alcanzar sus metas.
  • Social: Tener relaciones de apoyo en la vida.
  • Economía: Gestionarla para reducir el estrés e incrementar la seguridad.
  • Comunidad: Estar satisfecho con donde se vive, sentirse seguro y estar orgulloso de su comunidad.
  • Físico: Tener buena salud y suficiente energía para llevar la carga diaria.
  1. Dar herramientas a la administración para prevenir el Burnout.

Desde sus posiciones de liderazgo, los administradores tienen el poder para generar una experiencia de empleado que sea positiva reduciendo los factores de estrés laboral. Definir claramente expectativas, remover barreras, facilitar la colaboración y asegurar que los empleados se sientan apoyados para hacer su trabajo. Para ello Gallup propone:

  • Educar a los administradores en burnout.
  • Hacer que se enfoquen en su gente.
  • Contratar administradores que con talento para liderar a otros.
  • Recordar que los administradores están siempre en riesgo de quemarse también.
  1. Diseñar su propia experiencia de empleado para reducir el Burnout.

Los empleados tienen una experiencia con la empresa que inicia en el proceso de reclutamiento y que termina cuando se retira de la misma y está determinada por las relaciones con la administración, la claridad de su rol dentro de la organización, el valor que aportan a su equipo, su espacio de trabajo y su bienestar.

 

Para evitar el Burnout, en términos de las relaciones con la administración, éstas deben ser claras, debe ser evidente el apoyo de la administración y existir una comunicación abierta para enfrentar a problemas relacionados con el trabajo.

 

El rol del empleado debe ser claro para evitar una carga de trabajo que sea inmanejable, que implique una presión de tiempo muy alta y que reduzcan la autonomía y flexibilidad.

 

Debe propiciarse el trabajo en equipo en coordinación con los roles de cada uno de los empleados para hacer más liviana la carga laboral

 

El espacio de trabajo debe ser cómodo, debe incluir espacios para reuniones y descansar. Un espacio de trabajo ideal debe tener un nivel de ruido reducido y con pocas interrupciones, debe contar con una iluminación adecuada, debe contar con los elementos básicos y ergonómicos para reducir impactos sobre la salud.

 

Hacer parte de la cultura empresarial el bienestar y los cinco elementos antes mencionados.

 

El Coronavirus ha servido para impulsar el proceso de flexibilizar el trabajo, el reto que sigue es hacer que el proceso sea sostenible en el tiempo, de manera que apoye a tener una mejor conciliación de vida privada y laboral y una cultura que incorpore el bienestar como eje de desarrollo.

[1] https://www.gallup.com/workplace/282659/employee-burnout-perspective-paper.aspx

<a href=»https://www.freepik.com/vectors/people»>People vector created by pch.vector – www.freepik.com</a