10 BEST PRACTICES PARA ALCANZAR TUS METAS

map-2685782_1280-min

Alcanzar tus metas laborales es un proceso que va desde visualizar tu forma ideal de trabajar hasta celebrar que has conseguido el éxito que soñaste.

La mayoría de las veces nos lanzamos al agua con este par de puntas sin atar, olvidándonos de que en la travesía intermedia habrá duros vientos que enfrentar.

Un emprendedor exitoso es realista y prepara su mueble de bitácora antes de zarpar para asegurarse de que llegará a buen puerto.

Guarda en tu bitácora estas 10 Best practices para evitar que tu emprendimiento naufrague:

10 BEST PRACTICES PARA ALCANZAR TUS METAS

1) FIJA TU NORTE:

Aunque parezca obvio, muchas veces no logramos nada porque nada nos proponemos. Resulta más común de lo que crees levantarte un día sin rumbo y preguntarte cómo has llegado hasta allí.

Establecer un norte es un factor de éxito determinante. Estudios sobre los hábitos de personas exitosas revelan que trazarse metas es una práctica común para todas ellas.

2) APRENDE A TRAZAR METAS:

Las metas que se cumplen tienen unas características muy particulares que te detallo a continuación:

  • Son específicas: Determinan qué es exactamente lo que quieres logar.
  • Se pueden cuantificar: Establecen una cuantía en dinero, horas, kilos, o volumen para que puedas medir tus logros.
  • Pueden alcanzarse: Implican un esfuerzo pero éste debe ser posible y también sostenible en el largo plazo.
  • Tienen relevancia: Te importan a ti y no sólo a tu pareja, tus hijos o tus amigos. Descubre más de este punto abajo en el númeral 3.
  • Tienen fecha de caducidad: Se fijan con un límite de tiempo para que puedas medir si lo lograste o no. Justo por ello es necesario que establezcas tus KPIs en “cuantificable”.

 

3) ALINEA TU NORTE CON TUS VALORES PERSONALES:

Tus principios son las cosas que son relevantes para ti y éstas difieren de las de los demás. Si quieres alcanzar tu meta, es indispensable ésta se encuentre sintonizada con tus valores personales.

Investiga cuáles son tus 5 prioridades en la vida y revisa que tu meta no vaya en contravía de ninguna de ellas. Luego procura que las incluya todas.

4) DISEÑA TU CARTA DE NAVEGACIÓN

Alcanzar tu norte implica trasladarte del punto en el que estás, al punto al que quieres llegar y esto requiere de un plan para movilizarte:

  • ¿Cómo te vas a desplazar?
  • ¿Cuándo vas a llegar?
  • ¿Quién te acompañará?
  • ¿Qué obstáculos podrías encontrar?
  • ¿Te has perdido antes en el camino?
  • ¿Qué pasa si no llegas?

No zarpes sin haber organizado tu estrategia y tu equipo. Para lanzarse al agua primero hay que saber nadar.

 

5) APÓYATE EN TUS FORTALEZAS

Tu carta de navegación debe basarse en . Si tu estrategia se apoya en tareas que te cuestan dificultad o te producen aburrimiento lo vas a tener complicado.

Hacer un esfuerzo ocasional para alcanzar una meta es posible, pero si se vuelve tarea de todos los días vas a encontrarte postergándola una y otra vez.

6) APRENDE DE TUS LOGROS:

Repasa tus triunfos grandes y pequeños y saca a la luz eso que te ha ayudado a lograrlos. Analiza en cuáles características de tu personalidad te apoyaste y qué podrías repetir para esta nueva travesía.

7) APRENDE DE TUS FRACASOS:

También tienes una colección de grandes y pequeños fracasos, que si se quiere tienen información aún más relevante para ti.

Los errores son la mejor manera de aprender la forma incorrecta de hacer las cosas. Éstos sólo habrán merecido la pena si aprendes la lección y evitas repetirlos en el futuro.

8) RECTIFICA TU CARTA DE NAVEGACIÓN

Tu carta no puede estar grabada en piedra con martillo y cincel. Habrá asuntos que consideres viables al lanzarte a la mar pero que durante la travesía encuentres que te causan dificultades. ¿Para qué persistir?

También descubrirás en tu camino nuevas ideas y/o personas que puedan contribuir y aligerar la carga. Vuelve a tu estrategia y modifica tu carta hasta que todo fluya nuevamente.

9) BUSCA UNA ESTRUCTURA DE SOPORTE:

Un norte claro y una carta de navegación detallada no son suficientes. Con el tiempo irás perdiendo el entusiasmo y dejarás atrás lo que en otro momento fue importante para ti.

Por eso es indispensable que crees una estructura de soporte que te recuerde tus propósitos, te levante cuando estés caído, te premie por tus avances y te evite caer en tentación.

Busca personas que te apoyen con tu meta, usa recordatorios para que no se aparte de tu cabeza y mantén una actitud positiva cada ves que te refieras a ella.

 

10) MANTÉN EL RITMO

Lo importante no es atracar en puerto, sino disfrutar de la travesía. No entres en una maratón por arribar a una velocidad que después no puedas mantener.

Navega a un ritmo que sea sostenible en el tiempo y que no te deje exhausto después de unos días. De lo contrario lo único que vas a lograr, es cogerle antipatía a tu emprendimiento.

 

Por Ana Sarmiento

Especialista en estrategias laborales para Millennials

www.anasarmiento

Leave Comment

Your email address will not be published.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Coworking Bitàcola