La distancia como factor para escoger un Coworking | Coworking Bitacola
15978
post-template-default,single,single-post,postid-15978,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Distancia y yo

La distancia como factor para escoger un Coworking

Cuando se está buscando un espacio de Coworking uno de los primeros factores qué hay que evaluar es la distancia. Pero la pregunta que sigue es ¿distancia, respecto a qué?

La respuesta inicial es: respecto a mi casa. Estoy buscando que el tiempo que destine al transporte sea el mínimo posible para hacerme la vida más fácil, ¿No era esa la idea con el tema de Coworking?

Y tendrías razón, una de las principales razones es esa, evitar que gran parte de mi vida se me vaya dentro del coche, el autobús o el tren. No incluyo la bici porque el simple hecho de usar bici es un placer en si mismo.

Sin embargo, hay otra distancia qué hay que considerar. En muchas ocasiones, el trabajo está condicionado a otro, por ejemplo:  una empresa me contrata y tengo que visitarla por lo menos una vez a la semana. Sobra decir que esa empresa no va a destinarme un espacio de trabajo dentro de sus instalaciones para unas pocas horas a la semana, así que una buena alternativa es encontrar un espacio de coworking cercano que me permita estar el tiempo que necesito.

Casa Sabadell + Trabajo Sant Cugat = Coworking Bitàcola

Imaginemos que vives en Sabadell, pero eres un freelance para HP, para Boehringer Ingelheim, o el mismo Banco Sabadell. Una o dos veces a la semana tienes que ir a sus oficinas en Sant Cugat y, aunque la distancia es corta (18 kms),  el mejor plan sería evitar ir de un lado a otro, varias veces en un mismo día. ¿No sería mejor, contratar 40 horas al mes a menos de dos kilómetros de estas oficinas? En el coworking tendrías tu mesa, wifi, ethernet si lo requieres, café, espacios para descansar. Podrías usar un despacho o una mesa de reunión y poder hablar sin que todo el bar se entere de tu trabajo.

La lógica de los coworkings reside allí:  en tener acceso sin tener que atarse. Mi elección del coworking reside en la distancia respecto a mi y mis necesidades. Es una cuestión de cambio de perspectiva que me puede ayudar a vivir al ritmo que me haga feliz cumpliendo con todas mis metas profesionales.

Juanita Sanchez
juanita.sanchez@coworking-bitacola.com